Skip to main content

Prueba de resistencia a disolventes

Información y consejos para realizar la prueba de resistencia a disolventes

Antes de comenzar cualquier trabajo de repintado, es recomendable realizar una prueba de resistencia a disolventes en una zona lijada hasta el substrato para identificar las capas que pueden ser sensibles al disolvente.

LAS CAPAS SENSIBLES A LOS DISOLVENTES PUEDEN SER:

  • Pintura TPA (acrílica termoplástica)
  • Pintura nitrocelulósica
  • Pintura de resina sintética no endurecida
  • Pintura original sensible a los disolventes

CÓMO HACER LA PRUEBA:

Después de lijar, empapar una bayeta en Glasurit 352-50 o -91 Diluyente y frotar sobre el área lijada hasta el substrato. Si alguna o varias de las capas de pintura se recrecen, disuelven o se vuelven pegajosas, son sensibles a los disolventes.

Consejos y trucos

AL REPARAR ESAS CAPAS DE PINTURA, TENER EN CUENTA LO SIGUIENTE:

  • El proceso de lijado debe ser más fino y ocupar un área más amplia de lo normal.
  • No utilizar ningún aparejo de poliéster sobre los bordes irregulares, dejar el metal a la vista.
  • Aplicar el aparejo y los esmaltes solo en capas ligeras finas y dejar tiempos de evaporación generosos entre las distintas manos.
  • No utilizar aparejos o sistemas húmedo sobre húmedo.
  • Secar cuidadosamente con infrarrojos (no con substratos de TPA)
  • Seguir solo un proceso de pintado adecuado
  • Cuando se encuentren capas sensibles con un alto espesor de película, decápelas hasta llegar al metal desnudo.
  • Las capas del sistema de pintura que sean extremadamente sensibles a los disolventes deben retirarse antes de repintar.